o vagalume

fotografía da semana no Times Magazine

Neste fin de semana longo, vinme coma canciño sen dono, pegada ás paredes, arrastrando a miña neuralxia polas rúas molladas, baixo a choiva de Santiago. 
Pero pola noite, detrás da tormenta, un vagalume. Reflexos de acougo polo meu cuarto.

 

Fotografía publicada no Times Magazine

Advertisements

33 thoughts on “o vagalume

    • me has hecho reir, Antonio.
      [una buena idea, lástima que no puedan vivir en cautividad. y, mira, te informo que ni los insectos ni los gusanos roncan, [bueno, tienes razón: algunos gusanos sí] :D

      Gústame

  1. Por supuesto, no todo es siempre malo; cuando menos lo esperamos aparecen alguien, en apariencia sencillo, que consigue llamar nuestra atención y cambiar nuestra existencia, sin previo aviso…

    Bonitas palabras llenas de esperanza.

    Un abrazo.

    Gústame

    • Querida Oliva, hablas de esperanza, ese punto de luz que permite sobrellevar las noches más oscuras.
      Eres intuitiva, [por lo que se ve], ya que supiste encontrar esa palabra que late en mi post: la esperanza. Porque hay una primera parte en el texto que expresa soledad y dolor, y en ese estado una pequeña luz en la noche oscura [como la que emite una luciérnaga] reconforta, alumbra lo suficiente como para comprender que la soledad sería más llevadera si cambiase algunas de mis actitudes ante la vida, [ir rompiendo los muros que he levantado a mi alrededor para protegerme y que en realidad solamente me aislan]

      Nunca pasará eso que dices [que alguien aparezca en mi vida que cambie mi existencia] porque nadie viene a cambiarnos la vida, sabes? somos nosotros mismos con nuestra actitud ante las circunstancias que se presentan, con nuestras decisiones, los que tenemos la facultad de cambiarla.

      [bueno, éso y el azar] ;-)

      Gústame

  2. vagalume é unha palabra que me encanta… é moi fermosa, poética en si misma.

    imaxineite como canciño sin dono e non me gustou nada… e logo voltei a imaxinarte mirando a luz do vagalume, cun aceno sorrinte e xa quedei mais tranquila.

    un día tes que tirar ese muros, muller, si che fai falta un brazo forte para golpear co martelo, non tes más que chamarme.

    biquiños,

    Gústame

  3. Menos mal que algunas veces cuando uno se siente así, va y aparece una luciérnaga. Todos necesitamos la luz, aunque sea pequeña como la de tu luciérnaga siempre ilumina.

    Muchos besicos.

    Gústame

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s